Introitus

La idea. Elaborar un cartulario definitivo, un archivo general que contenga todo sobre Agustín Aguilar Tagle, así como aquello que se dio, se da y se dará en torno a su persona. En la medida de lo posible, se evitará el uso de imágenes decorativas (se usarán sólo aquellas que tengan cierto valor documental). Asimismo, se prescindirá de retorcidos estilos literarios a favor de la claridad y la objetividad (la excepción: que el documento original sea en sí mismo un texto con pretensiones artísticas). El propósito. Facilitar la investigación biográfica, bibliogáfica, audiográfica y fotográfica posterior a la muerte de Agustín Aguilar Tagle, de manera tal que sus herederos espirituales puedan dedicar los días a su propio presente y no a la reconstrucción titánica de virtudes, hazañas, amores, aforismos, anécdotas y pecados de un ser humano laberíntico, complejo y contradictorio. El compromiso. Cuando busco la verdad, pregunto por la belleza (AAT).













viernes, 14 de enero de 2011

Diario de 1979

Martes 9 de enero. Fui con Gerardo a Yoko Quadrasonic para comprar un disco. Tenía ganas de comprar uno de Steve Harley, pero Lalo insistió en que nos lleváramos uno del grupo 801 (Phil Manzanera y Brian Eno,entre otros). El álbum (801 Live, de 1976) contiene dos atractivos clásicos en versiones peculiares: Tomorrow never knows y You really got me. Gerardo prometió que él compraría el de Harley posteriormente.

Viernes 12 de enero. Junto con Octavio Herrero y Alicia Macías fui a ver Y con Nausistrata... ¿qué?, de Héctor Mendoza, al Teatro de la Universidad que estaba en Avenida Chapultepec.

Sábado 13 de enero. Fui con Octavio a la Casa del Lago, donde vimos 1968, obra basada en textos de Carlos Monsiváis. A Octavio no le gustó. ¿A mí? Más o menos. Para quitarnos el enfado, nos llevamos una buena cantidad de carteles de Bertolt Brecht.

Jueves 18 de enero. Gerardo compró el Filmore East 1971 de Frank Zappa.

Viernes 9 de febrero. Compré The basement tapes, de Bob Dylan y The Band (1975).

Sábado 10 de febrero. Volví a ver Y con Nausistrata... ¿qué?, ahora con Óscar Fernández, Arturo Macías, Diana, Alicia Macías, Luis de Llaca y su hermanito (quien salió llorando, quién sabe por qué), las primas de Arturo y Patricia Encizo.

Martes 13 de febrero. Fui a la Cineteca a ver Barry Lyndon (1975), excelente film de Stanley Kubrick.

Miércoles 14 de febrero. Octavio compuso un rocanrol: You were my queen. Estábamos en su casa (Oaxaca 37, piso 4).

Viernes 16 de febrero. Gerardo compró un disco de Led Zeppelin: Presence (1976) y uno de John McLaughlin: Electric Guitarist (1978).

Sábado 17 de febrero. Chubi Dubi en casa de Arturo Macías. Una temporada en el infierno. De esa experiencia surgió Ofelia la inevitable, mi primera novela. Estuvimos presentes Carlos Giribet, Alfredo Dabó, Alberto Pasapera (él fue quien me contagió la risa, al principio del viaje), Óscaer Fernández, el mismo Arturo... y yo. Luego llegó Patricia Encizo, quien se encargó de sacarme del viaje.

Domingo 18 de febrero. Fui a ver Robó, huyó y lo pescaron, de Woody Allen, en el CUC. Fui con Arturo y Alicia Macías... y creo que Patricia Encizo. Durante la proyección, aún corría por mi sangre la mariguana.

Jueves 22 de febrero. Fui a la Carpa Geodésica a ver Beatlemima, puesta en escena por el grupo de Juan Gabriel Moreno. Ahí me encontré a Gerardo y Marugenia, Arturo Macías, Carlos Giribet y Patricia Encizo.

Sábado 24 de febrero. Fui a Texcoco con mamá y Conchita.

Domingo 25 de febrero. Fui a ver Esperando a Godot, de Samuel Becket, en la Carpa Geodésica. Me encontré a Alicia Macías.

Viernes 2 de marzo. Chubi Dubi en casa de Octavio (otra temporada en el infierno -y esta manera de definir el uso de mariguana describe muy bien lo que seguramente sucedía en mi alma al final de la adolescencia). Estuvimos Arturo Macías, Carlos Giribet, Alfredo Dabó, el mismo Octavio... y yo.

Domingo 4 de marzo. Fuimos a ver La prueba de las promesas, de Juan Ruiz de Alarcón, dirigida por Juan José Gurrola. Con esta obra la UNAM estrenó el hermoso teatro que lleva el nombre del dramaturgo novohispano.

Jueves 8 de marzo. Compré dos discos: Viaje al espacio visceral (Guillermo Briseño) y Sleep Dirt (Frank Zappa). En la noche, volví a la Carpa Geodésica para ver de nuevo el espectáculo de Juan Gabriel Moreno.

Lunes 18 de marzo. Llevé a mamá a Gigante, pero al llegar le pedí que me dejara quedarme en el coche (el VW que todos usábamos en aquella época). Tenía mucho sueño y me dolía la cabeza. De pronto, me quedé dormido. No sé cuánto tiempo había pasado cuando regresó mamá (una hora, tal vez). Me había comprado nueces de la India, que me encantan. Pero le dije que me las comería más tarde, porque no me sentía bien. Al volver a casa, me fui directamente a la cama. Ése fue el comienzo de una tifoidea salvaje que me tiró un mes entero. Mamá me cuidó todos los días. Gerardo me ayudó a sobrellevar la enfermedad, papá me compró un diccionario de pasta verde que recorrí complacido durante todo ese tiempo. Redescubrí el amor profundo de mi madre hacia todos y cada uno de sus hijos, y quise expresar mi gratitud y mi alegría -así como el deseo intenso de volver a ella- con un poema sencillo: Luz de luz.




Antes de beber las primeras gotas de Luz,
antes de gritar el olvido que trae tu existencia,
antes de mirar tu rostro, antes...
fuiste dulce cueva de mi carne breve.

Antes de los símbolos y del trópico de tus manos,
antes de los sueños, antes de ser fuiste
escondite callado de mi alma,
jardín de agua.

Algo de mí -algo en mí- recuerda,
y busca la manera de regresar.


Jueves 19 de abril. Primera salida después de mi enfermedad. Durante el mes que estuve en cama, me visitaron Árturo Macías y Purificación Carpinteiro, dos de mis alumnos de la Escuela Mercantil Chapultepec, Octavio Herrero (quien me consoló con un libro de Dickens), Óscar Fernández y Alberto Pasapera. Además Luz de luz, escribí un poema largo en recuerdo del 27 den abril de 1974, día de la primera presentación en vivo de Ambrose Eagleman, la banda formada entonces por Octavio Herrero, Gerardo Aguilar Tagle, Eduardo Pasapera Herrero, María Elena Pavón y yo. ¡Estaban por cumplirse 5 años de esa noche en el departamento de Donceles que habitaba la familia Pasapera.

Viernes 20 de abril. Gerardo fue a Gigante a comprarme el volumen 3 de los Beatles (al que llamábamos "el de los cuadritos"). Por quién sabe qué torpeza, nunca habíamos tenido ese álbum (aunque, por supuesto, conocíamos todas y cada una de las canciones). Al llegar Gerardo con este LP (She is got the devil in her heart, Money, Anna, You can't do that, etcétera), completamos la colección.

Viernes 27 de abril. Gerardo compró un álbum doble de Janis Joplin. Se cumplieron cinco años de la primera tocada de Ambrose Eagleman.

Viernes 4 de mayo. Estreno de Tevépolis, la obra de teatro escrita por Octavio, Arturo y Agustín, dirigida por el mismo Arturo y actuada por Octavio, Agustín, Gerardo y alumnas del Colegio Regina. Mi estado de salud aún estaba frágil. Para colmo, Arturo me maquilló y me puso ojeras. Para colmo, el vestuario estaba compuesto por sábanas blancas (como si fuéramos gente de la Grecia antigua), así que mi extrema delgadez era más que evidente. Mi madre estaba entre el público, y apenas me vio salir a escena grito: ¡Ese muchacho se va a desmayar!

Sábado 5 de mayo. Segunda función de Tevépolis. En el diario manuscrito digo: Por lo menos, me divertí. mucho con la obra. No me arrepiento de lo que se hizo, aunque no volvería a hacerlo.

Sábado 12 de mayo. Fui con Óscar a ver The Last Waltz, de Scorsese (para mí, la mejor película de rock de la historia). Salimos encantados y nos fuimos a casa de Octavio.

Domingo 13 de mayo. Fui con Óscar al Galeón, a ver al mimo Sladek. Nos encontramos a Luis de Llaca.

Sábado 19 de mayo. Primer ensayo de Ritchie, segunda obra de teatro de Octavio. En la noche, fui con Gerardo y Marugenia a escuchar a Memo Briseño a la Carpa Geodésica.

Miércoles 23 de mayo. Gerardo compró el álbum Budy Holly Lives y uno de Savoy Brown.

Sábado 26 de mayo. Fui con Óscar Fernández, Alberto Pasapera y Javier López Aguado a ver Regreso sin gloria.

Sábado 2 de junio. Reunión en casa de Octavio (Oaxaca 37). Asistieron Óscar, Gerardo y Marugenia, las Marentes y las Greguersen, Agustín, el mismo Octavio, Eduardo y Alberto Pasapera.

Domingo 3 de junio. Fui con Óscar a ver Interiores, de Woody Allen.

Domingo 10 de junio. Fui con Beatriz, mi hermana, a ver Interiores. Salí con ganas de verla por tercera vez. Una obra maestra inspirada en Bergman.

Sábado 16 de junio. Reunión en casa de Arturo Macías. Asistieron Gerardo y Marugenioa, Alfredo Dabó, Patricia Encizo, Alicia Macías, el mismo Arturo y dos amigas suyas (Burbuja y Carmen Maciel).

Miércoles 20 de junio. Gerardo compró un álbum de Fats Domino.

Viernes 22 de junio. Gerardo compró Wheels of Fire (Cream) y Islands (King Crimson). Terminé Ofelia la Inevitable.

Domingo 24 de junio. Fui con Octavio y Óscar a ver El Francotirador. Nos encontramos a Gerardo y Marugenia, Arturo Macías, Patricia Encizo y Martha Sámano.

Lunes 25 de junio. ¡Por fin! Gerardo compró Sheik Yerbouti. En la noche, fui con Óscar, Gerardo y Marugenia a escuchar a Memo Briseño (Carpa Geodésica).

Viernes 30 de junio. Fui con Óscar y Alberto a ver El Príncipe y el Mendigo. Me gustó mucho la escena en la que el rey está muriendo y su bufón llora desconsolado. Luego, acompañé a mis amigos al Tizón, pues ambos tenían mucha hambre.

Domingo 1 de julio. Voté por el PCM y el PAN para la Cámara de Diputados.

Viernes 6 de julio. Fui a la Carpa Geodésica a escuchar a Memo Briseño.

Domingo 8 de julio. Velada en casa de Octavio (él preparó la cena). Asistieron las Marentes y yo.

Lunes 9 de julio. Gerardo compró un disco de Elvis Costello y uno de Zappa (Orquestral Favorities) que apenas tenía dos meses de haber salido.

Martes 10 de julio. Fui a la Carpa Geodésica a un caótico concierto de blues.

Viernes 13 de julio. Fui a la Carpa Geodésica a escuchar a Briseño. Gerardo compró un disco de David Bowie y otro de Triunvirat.

Domingo 15 de julio. Fui con Octavio Herrero, Arturo y Alicia Macías, Luis Herrera y no recuerdo quién más a ver La Mudanza, de Vicente Leñero, en el Teatro de la UNAM que estaba enm Avenida Chapultepec. Los actores fueron Luis Rábago y María Rojo, creo. Veinte años más tarde, mi amigo Raúl Bretón me contaría que él hizo el papel de la sombra que al final acaba asesinando a la pareja.

Miércoles 18 de julio. Acudí al Centro Mexicano de Escritores a solicitar una beca con Ofelia la Inevitable.

Viernes 20 de julio. Fui con Óscar a ver a Briseño. Luego, comimos tacos en el Tizón.

Sábado 21 de julio. Fiesta en casa de Javier López Aguado.

Domingo 22 de julio. Fui con mamá al cine Bella Época (antes Lido y hoy Centro Cultural Rosario Castellanos), a ver La Dama de las Camelias, con Greta Garbo.

Jueves 26 de julio. Fui con Óscar a ver Taxi Driver, de Scorsese, con Robert de Niro, Jodie Foster, Harvey Keitel. Esto me hace recordar que la primera vez que vi a Jodie Foster fue en una serie de televisión, y creo que se trataba de The New Perry Mason (The case of deadly deeds), pero no estoy seguro.

Viernes 27 de julio. Fui a ver a Briseño a la Carpa Geodésica. ¡Qué obsesión!

Sábado 28 de julio. Gerardo compró el Rock 'n Roll de John Lennon.

Viernes 3 de agosto. Briseño en la Carpa.

Sábado 4 de agosto. Fui con Alberto y Óscar a ver El misterio de Agatha Christie, con Vanessa Redgrave y Dustin Hoffman.

Jueves 9 de agosto. Fui a ver La Historia de la Aviación, de Héctor Mendoza, al Teatro Juan Ruiz de Alarcón.

Viernes 10 de agosto. Iniciamos nuestro Taller de Creación Literaria en casa de las Marentes. El grupo lo formamos Socorro, Octavio y yo. En realidad, no pasamos de la primera sesión.

Sábado 11 de agosto. Fui con Octavio y Óscar a ver La Historia de la Aviación.

Jueves 16 de agosto. Octavio, Arturo y Gerardo se encerraron todo el día en El Cuarto (aquel que nos construyó Ma -mi tía abuela- a petición de mi madre), para ensayar Edipo Mimo.

Sábado 18 de agosto. Fui con Octavio, Socorro y Gabriela a ver la Historia de la Aviación. Concluyo que en aquella época tuve varios arrebatos de obsesión: si algo me gustaba (música, teatro, cine), lo convertía inmediatamente en objeto de culto.

Domingo 19 de agosto. Fui con Octavio Herrero, Óscar Fernández, Gabriela Marentes, Alberto y Alejandra Pasapera a ver Ricardo III.

Martes 21 de agosto. Papá me compró un diccionario de sinónimos (hoy, ese hermoso diccionario está entre los libros que Alejandra Ortiz Canseco conservó -una bellísima biblioteca que formé durante 30 años).

Jueves 23 de agosto. Estreno de Edipo Mimo en la Carpa Geodésica.

Viernes 24 de agosto. Fui con Octavio, Gabriela y Socorro a ver Las Visitas, de Alejandro Aura, el el Teatro Santa Catarina.

Sábado 25 de agosto. Tere se fue a Europa.

Domingo 26 de agosto. Fui con Octavio, Gabriela, Socorro, Mónica y Danold a ver Sueño de una noche de verano, dirigida por Salvador Garcini, en el Foro Sor Juana.

Lunes 27 de agosto. Fui con mis hermanos Gerardo y José Luis a ver Let it be al Cine Ermita. Ya entonces la película era un tesoro del pasado (la primera vez que la vimos fue a principios de la década, en un cine de Reforma). Regresé a tocar la guitarra en El Cuarto. En la noche, Gerardo llegó con un regalo para mí: un disco de los Kinks.

Martes 28 de agosto. Mamá nos celebró el Santo a mi papá y a mí con una comida exquisita. Estuvo con nosotros mi tía Tere.

Miércoles 29 de agosto. Fuimos Arturo Macías, Gerardo y yo a casa de Octavio, para felicitarlo por su cumpleaños número 23.

Sábado 1 de septiembre. Gerardo compró un disco de Mick Taylor y One size fits all, de Zappa. Fui con Octavio y Gabriela a ver El submarino amarillo.

Domingo 2 de septiembre. Escribo en el diario algo críptico que no logro descifrar: P.05 ó P.OS. No sé.

Miércoles 5 de septiembre. Fiesta en casa de Arturo (por su cumpleaños o algo así). Fueron los de siempre.

Viernes 7 de septiembre. Después del taller de teatro, Octavio y yo pásamos por Óscar y nos fuimos a echar unos tacos.

Sábado 8 de septiembre. Fui a ver una película sobre una relación homosexual (creo que española).

Domingo 9 de septiembre. Fui con Óscar a ver (de nuevo) Sueño de una noche de verano.

Jueves 13 de septiembre. Me enteré de que no logré la beca en el Centro Mexicano de Escritores. Decidí, entonces, nunca más volver a pedir cosa alguna para ser escritor.

Viernes 14 de septiembre. Edipo Mimo en la Universidad Anáhuac.

Sábado 15 de septiembre. Fui con Óscar, Gabriela, Octavio y Alberto a ver en el CUC Los veraneantes., de Máximo Gorki.

Domingo 16 de septiembre. Fui con Óscar y Alberto a ver Robo, huyó y lo pescaron, de Woody Allen.

Viernes 21 de septiembre. Fui con Socorro, Gabriela y Octavio a ver Bilitis, de David Hamilton.

Sábado 22 de septiembre. Fui con Octavio y Gabriela a ver Pretty Baby, de Louis Malle (con Brooke Shield, Keith Carradine y Susan Sarandon).

Sábado 29 de septiembre. Fui a ver con Octavio y Óscar El Graduado (no pudimos entrar a ver Sonata de Otoño).

Lunes 1 de octubre. Entre a trabajar en una escuela para trabajadores de la S.S.A. Imparto Metodología de la Lectura (pero hoy no hubo clases). En la noche, llegó Beatriz con el premio que obtuvo en el concurso de poesía de la Universidad Metropolitan (con un poema mío). El premio consistió en libros de Paz, Benedetti, Vargas Llosa y Puig, entre otros.

Viernes 5 de octubre. Fui con Octavio y Gabriela a la presentación del coche Cordoba. Nos invitaron Marugenia y Gerardo. Hubo botanas y bebidas gratis, gracias a Dios.

Sábado 6 de octubre. Fui con Óscar, Gabriela y Octavio al Teatro Juan Ruiz de Alarcón a ver Los bajos fondos, dirigida por Julio Castillo.

Domingo 7 de octubre. Fui con Octavio a ver Más allá del bien y del mal, película sobre la vida de Nietszche. Luego, nos fuimos a ver Zapata, de Nicolás Nuñez.

Martes 9 de octubre. Fui con Octavio y Gabriela a la Alianza Francesa, donde se dio una conferencia sobre rock. Los ponentes fueron Guillermo Briseño, Óscar Sarquiz y Alejandro Lora. Caótica la conferencia, sin orden, sin ideas, sin sentido. Al final, tocó Briseño y su banda.

Jueves 11 de octubre. Fui con Octavio a ver la película sobre la vida de Elvis Presley. Pésima.
Sábado 13 de octubre. Fui con Óscar y Octavio a ver California Suite. Luego nos tomamos un café en la misma Zona Rosa.

Domingo 14 de octubre. Fui a casa de Octavio para ayudarle a un trabajo. Estuvo con nosotros Lourdes Christlieb, que en aquella época se había convertido en un pegoste.

20 de octubre. Fui con Arturo Macías, Gerardo y Marugenia, Octavio y Óscar a ver Hair, coreografiada por la genial Twyla Tharp.

21 de octubre. Fui a ver El Show de terror de Rocky.

26 de octubre. Gerardo compró el más reciente disco de Led Zeppelin (Presence).

27 de octubre. Fui a ver de nuevo El show de terror de Rocky, esta vez con Óscar y Gabriela. Luego fuimos a comer unos tacos.

29 de octubre. Llamé por teléfono a Vicky para invitarla a cenar. Aceptó.

31 de octubre. En el ensayo de teatro (con Aline Davidoff), escenifiqué una parte del primer monólogo del Fausto de Goethe.

1 de noviembre. Fui con Octavio, Óscar, las Marentes y Lourdes Christlieb al Segundo Festival de Blues, en el Auditorio Nacional. Blind John Davis, Willie Dixon y Muddy Waters. Luego fuimos a comer tacos. Le regale a Vicky una rosa. Pero esta rosa tiene una historia previa. En la tarde, Lourdes había llegado con esa flor a casa de Octavio, despreciándola (¡Ay, me la regaló un pretendiente!). Le pedí que me la regalara, y Lourdes aceptó. Le dije que no dijera nada.

2 de noviembre. Me compré una camisa, para salir con Vicky. Pero ella canceló la cita. Entendí que yo no le interesaba, así es que dejé de insistir. Tiempo después, Enrique entraría al quite y se casaría con Vicky.

3 de noviembre. Fui por segunda vez a ver Hair, ahora con las Marentes, Óscar y Octavio. Más tarde, Óscar, Octavio y yo fuimos a casa de Marugenia, donde me enteré de que Gerardo había comprado Sleep Dirt, de Frank Zappa.

4 de noviembre. Fui a casa de las Marentes para ayudar a Gabriela a hacer un trabajo de la universidad. A mí me dio flojera, así que convencí a Gabriela de que me dejara hacerlo solo en mi casa. Aceptó, y nos pusimos a platicar. En la tarde fui con Octavio a ver Chantaje Mortal.

5 de noviembre. Fui con Gerardo a Hip 70 de la Zona Rosa, y compramos Apostrophe, de Zappa. Gerardo me había prometido comprar el más reciente de Jethro Tull, pero no estaba. Fui a casa de las Marentes y le dejé a Gabriela Ortodoxia, de G.K. Chesterton.

6 de noviembre. Fui a casa de las Marentes, y le entregué a Gabriela el trabajo que le prometí hacer.

8 de noviembre. Gerardo me dio dinero para comprar el más reciente disco de Jethro Tull (Heavy Horses).

10 de noviembre. Fiesta en casa de los padres de Aline Davidoff. Una casa hermosa.

11 de noviembre. Cena en casa de las Marentes (ellas, Óscar, Octavio y yo). Escribo en el diario: “Estoy sacado de onda”.

12 de noviembre. Fui a casa de las Marentes, antes de irme al ensayo de teatro. Platiqué un buen rato con Gabriela.

13 de noviembre. Llamé por teléfono a Alejandra Marentes, para invitarla a tomar un café. Me propuso que el sábado, porque hoy estaba muy ocupada.

17 de noviembre. Fui a tomar una copa (sangría) con Alejandra Marentes. Nos acompañaron Amparo y su novio. Más tarde, fuimos a El Cóndor Pasa. Me pegué la aburrida de mi vida, pero todo lo hice con el propósito de conquistar a Alejandra (no entiendo por qué, si en realidad no estaba interesado en ella, ¿o sí?).

18 de noviembre. Cena en casa de las Marentes, con Gabriela, Vicky, Mónica, Gerardo y Marugenia, Octavio, Óscar, Daniel Novoa y Danold.

19 de noviembre. En la mañana fui a casa de las Marentes. Estaban ellas cambiando los muebles de lugar. En la tarde, fui con Gabriela a ver Retrato de Teresa, película cubana. Después, en su casa, Gabriela me sirvió un vaso de vino y dos panes de dulce, y me leyó un texto suyo. Luego pasó Octavio por mí y por

2 comentarios:

  1. Ir al cine, comprar discos, divagar por los mismos lugares y en las mismas películas... Mi película, sin embargo, me sitúa en menesteres parecidos unos años antes. Aunque mucho de lo sucedido en este 1979 tiene resabios de lo que conmigo sucedía entonces.
    Saludos y felicidades

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, Frit. Siempre es bueno saber que alguien llegó a este rincón y encontró cierto valor en el atrevimiento de recordar.

    ResponderEliminar